Close-up female face with a big wrinkles on her forehead – isolated on white

¿Qué es el Bótox Preventivo?

El bótox preventivo es un tratamiento con bótox sobre los músculos que provocan las arrugas de expresión (arrugas dinámicas) mucho antes de que estas se marquen de forma permanente. De esta manera, al estar relajados estos músculos, se evita o retrasa la aparición de estas arrugas.

Aunque la toxina utilizada es la misma que en el procedimiento normal –la toxina botulínica tipo A–, se suele precisar menos cantidad, dado que el músculo suele responder bien y no es necesario bloquearlo por completo sino relajar su movilidad.

Existen estudios que reflejan que la profundidad de las arrugas es mucho menor a los 5 años de la que les correspondería si no se utilizara el bótox.

 

Cosmetic botox injection

 

¿Existe algún tipo de contraindicación? En absoluto. El bótox es un producto que se viene utilizando desde hace muchos años para otras indicaciones médicas (estatismo, espasticidad muscular, migrañas…), incluso en edades más tempranas, y no es contraproducente. Lo único que puede producir, en algunos casos, es resistencia al producto y, por lo tanto, que haga cada vez menos efecto.

Precisamente, la flacidez es algo en lo que el bótox no tiene nada que hacer. El bótox está indicado en la prevención y el tratamiento de las arrugas de expresión, es decir, las arrugas dinámicas. El objetivo es atenuar dichas arrugas aunque no desaparezcan por completo. No tiene efecto sobre la flacidez y no es un material de relleno. El tratamiento con toxina botulínica es un procedimiento más de los muchos procedimientos estéticos cuyo objetivo es mejorar la apariencia estética facial. No es una solución definitiva, ni es la cura para el envejecimiento.