SPARTAN ( Depliación con laser de diodo )

Este tratamiento de depilación definitiva utiliza el nuevo equipo para la destrucción permanente del vello, SPARTAN. Un equipo de última generación que gracias a su tecnología permite controlar la corriente que se suministra al diodo, de modo que se transforme con exactitud en fotones láser.


¿Cómo funciona?

El láser de diodo es una máquina de una precisión extraordinaria construida con pequeños diodos y semiconductores que todos juntos forman un haz de luz. 


El láser de diodo se caracteriza fundamentalmente por tener una longitud de onda más larga que las otras opciones disponibles en el mercado, de manera que este láser penetra algo más en la piel, por lo que está especialmente indicado para pieles más oscuras o para vello más grueso y profundo. También puede funcionar bien para pieles más claras pero siempre que el vello sea grueso o mediano.


Concretamente, el láser de diodo es especialmente recomendable para partes del cuerpo de gran extensión, como puede ser la espalda o el pecho. Por tanto, es un tipo de láser especialmente recomendado para los hombres. ¡Si quieres deshacerte de esos horribles vellos en el pecho y espalda, el láser de diodo está hecho para ti!


Menos dolor

¡Se acabó sufrir! Depilación láser con cabezal refrigerado. La revolucionaria máquina de depilación de diodo SPARTAN incorpora un cabezal refrigerado que alcanza temperaturas de -8ªC, logrando una depilación láser definitiva agradable y sin sufrir.


Procedimiento

Dependiendo del tipo de láser a aplicar y el lugar donde tiene lugar la aplicación, es muy probable que necesites usar unas gafas de protección para los ojos. A veces, puedes sentir un pequeño hormigueo o escozor en la zona sobre la que se aplica el láser. Es muy recomendable aplicar antes del tratamiento una crema suavizante o anestésica, para minimizar el riesgo y molestias después de la aplicación del láser de diodo. El tiempo de cada sesión puede variar desde los 15 minutos hasta las dos horas, dependiendo una vez más de la extensión de la zona a tratar. La duración total habitual del tratamiento es de entre tres meses y uno o dos años, aunque este periodo puede fluctuar dependiendo del tipo de tratamiento, piel y persona.


Recomendaciones antes/durante el tratamiento

• Antes del tratamiento y durante es recomendable no eliminar el vello mediante métodos de arranque.

• No tomar el sol, usar auto-bronceadores y decolorar el vello los días previos al tratamiento.

• Se recomienda iniciar el tratamiento con el vello de la zona a tratar rasurada y con la piel limpia, sin maquillajes ni desodorantes.


Después del tratamiento

Puede surgir un leve enrojecimiento cutáneo, eritema  o edema perifoclicular en la zona tratada, durante un máximo de 72 horas, es por ello, que se recomienda crema calmante con protección solar.


Contraindicaciones

• Cáncer,  en  particular  cáncer  de  piel.

• Embarazo.

• Uso  de  medicación  fotosensible.

• Enfermedades  que  puedan  ser  estimuladas  por  la  luz  de  810  nm.

• Piel  recién  bronceada.